Distrofia endotelial de Fuchs

18.05.2018

La distrofia endotelial de Fuchs es una enfermedad que causa problemas de visión. El primer síntoma de esta afección suele ser visión borrosa en la mañana que normalmente mejora durante el día. Con el tiempo, las personas afectadas pierden la capacidad de ver detalles (agudeza visual). Los pacientes con distrofia endotelial de Fuchs también se vuelven sensibles a las luces brillantes.

La distrofia endotelial de Fuchs afecta específicamente a la parte anterior del ojo llamada córnea. En su capa más interna, aparecen unos depósitos llamados guttas. Estas guttas contribuyen a la pérdida de células endoteliales en la córnea, lo que lleva a problemas de visión. Pueden aparecer pequeñas ampollas en la córnea, que pueden romperse y causar dolor.

Los signos y síntomas de la distrofia endotelial de Fuchs generalmente comienzan en la cuarta o quinta década de la vida . 

Síntomas

  • Dolor ocular
  • Sensibilidad ocular a la luz y al deslumbramiento
  • Visión borrosa, al principio solo por las mañanas
  • Ver halos de colores alrededor de las luces

Exámenes y pruebas

Un oftalmólogo puede diagnosticar la distrofia de Fuchs con un examen con lámpara de hendidura.

Otras pruebas:

  • Paquimetría: mide el grosor de la córnea
  • Examen microscópico especular - permite al oftalmólogo observar la capa delgada de células que recubren la parte posterior de la córnea
  • Valoración de agudeza visual

Tratamiento

Las gotas  o ungüentos oculares que extraen líquido de la córnea se usan para aliviar los síntomas de la distrofia de Fuchs.

Si se desarrollan úlceras dolorosas en la córnea, las lentes de contacto blandas o la cirugía  pueden ayudar a reducir el dolor.

La única cura para la distrofia de Fuchs es un trasplante de córnea.

Hasta hace poco, el tipo más común de trasplante de córnea era la queratoplastia penetrante. Mediante este procedimiento, se retira una pequeña parte redonda de la córnea, dejando una abertura en la parte frontal del ojo. Luego se sutura una parte de córnea similar de un donante humano en la abertura en la parte frontal del ojo.

Una nueva técnica llamada queratoplastia endotelial (DSEK, DSAEK ó DMEK) se han convertido en la opción preferida para las personas con distrofia de Fuchs. En este procedimiento, solo se reemplazan las capas internas de la córnea, en lugar de todas las capas. Esto lleva a una recuperación más rápida y menos complicaciones. Los puntos de sutura a menudo no son necesarios.

Seguimiento

Es esencial después de cualquier forma de trasplante de córnea. La mayoría de los pacientes deberán ser atendidos a menudo en las primeras semanas después de la cirugía para garantizar el éxito quirúrgico y prevenir la infección. 

Las visitas de seguimiento de rutina son esenciales para la evaluación de la salud del trasplante, la curación de heridas y la recuperación visual. En ocasiones es necesario eliminar  suturas para minimizar el astigmatismo. Los trasplantes de espesor completo (PKP) y de espesor parcial (DSAEK, DMEK) pueden rechazarse, al igual que con cualquier trasplante de órgano. El rechazo del trasplante de córnea puede ocurrir años después de la cirugía inicial.

Complicaciones

Las complicaciones quirúrgicas incluyen infección, cicatrización deficiente de la herida, rechazo de trasplante, y complicaciones relacionadas con las suturas. Con un trasplante de grosor completo (PKP), se puede observar un alto error de refracción (graduación). 

Los esteroides tópicos a largo plazo, necesarios para prevenir el rechazo, pueden inducir cataratas y glaucoma. En caso de ser intervenido de DSAEK/DMEK, la complicación inicial más frecuente es el desprendimiento de la membrana de células endoteliales, que puede requerir una colocación repetida de burbujas de aire, o rara vez reemplazo del trasplante endotelial.

Pronóstico

La distrofia de Fuchs empeora con el tiempo. Sin un trasplante de córnea, una persona con distrofia de Fuchs severa puede quedar ciega,  tener dolor intenso y una visión muy reducida.

Los casos leves de distrofia de Fuchs a menudo empeoran después de la cirugía de cataratas. El oftalmólogo evaluará este riesgo, pudiendo modificar la técnica o el momento de la cirugía de cataratas.

Tras la cirugía de trasplante endotelial (DSAEK/DMEK) el riesgo de rechazo es mínimo y el pronóstico es muy bueno.

Prevención

No hay ninguna forma de prevención conocida. Aplazar la cirugía de cataratas o tomar precauciones especiales durante la cirugía puede retrasar la necesidad de un trasplante de córnea.