¿Qué es la córnea?

14.05.2018

La córnea es la capa más externa y trasparente del ojo. Es la superficie clara y en forma de cúpula que cubre la parte central del ojo. Juega un papel importante en el enfoque para la visión correcta.

PARTES DE LA CÓRNEA

Aunque la córnea puede parecer clara y parece carecer de sustancia, es un tejido altamente organizado. A diferencia de la mayoría de los tejidos del cuerpo, la córnea no contiene vasos sanguíneos que lo nutran ni lo protejan contra las infecciones. En cambio, la córnea recibe su nutrición de las lágrimas y el humor acuoso (un líquido en la parte frontal del ojo que se encuentra detrás de la córnea).

Los tejidos de la córnea están dispuestos en tres capas básicas, con dos capas más delgadas, o membranas, entre ellos. Cada una de estas cinco capas tiene una función importante. Estas capas son:

Epitelio

El epitelio es la capa más externa de la córnea. Sus funciones principales son:

  • Bloquear el paso al ojo de material extraño, como polvo, agua y bacterias;
  • Proporcionar una superficie lisa para absorber el oxígeno y los nutrientes de las lágrimas, que luego se distribuyen a las otras capas de la córnea.

El epitelio está lleno de miles de diminutas terminaciones nerviosas, por lo que el ojo puede doler al rozarlo o por diminutas heridas. La parte del epitelio dónde las células epiteliales se anclan y se organizan se llama membrana basal.

Membrana de Bowman

La siguiente capa detrás de la membrana basal del epitelio es una película transparente de tejido llamada capa de Bowman, compuesta de fibras de proteína llamadas colágeno. Si está lesionado, la capa de Bowman puede formar una cicatriz a medida que cicatriza. Si estas cicatrices son grandes y centralmente ubicadas, pueden causar pérdida de visión.

Estroma

Detrás de la capa de Bowman está el estroma, que es la capa más gruesa de la córnea. Está compuesto principalmente de agua y colágeno. El colágeno le da a la córnea su fuerza, elasticidad y forma. La forma única, la disposición y el espaciado de las proteínas de colágeno son esenciales para producir la transparencia de conducción de la luz de la córnea hacia el interior del ojo.

Membrana de Descemet

Detrás del estroma está la membrana de Descemet, una delgada pero fuerte película de tejido que sirve como barrera protectora contra infecciones y lesiones. La membrana de Descemet está compuesta de fibras de colágeno que son diferentes de las del estroma, y ​​está en contacto con las células de la siguiente capa, el endotelio corneal

Endotelio

El endotelio es la capa delgada y más interna de la córnea. Las células endoteliales son importantes para mantener la córnea trasparente. Normalmente, el líquido se filtra lentamente desde el interior del ojo hacia el estroma. La tarea principal del endotelio es bombear este exceso de líquido fuera del estroma. Sin esta acción de bombeo continuo, el estroma se hincharía con agua y se volvería grueso y opaco.

En un ojo sano, se mantiene un equilibrio perfecto entre el líquido que se mueve hacia dentro de la córnea y el fluido que sale de la córnea. A diferencia de las células en la membrana de Descemet, las células endoteliales que han sido destruidas por una enfermedad o trauma no son reparadas o reemplazadas por el cuerpo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PELÍCULA LAGRIMAL?

Cada vez que parpadeamos, las lágrimas se distribuyen por la córnea para mantener el ojo húmedo, ayudar a sanar las heridas y proteger contra las infecciones. Las lágrimas se componen de tres capas:

  • Una capa externa (aceitosa) de lípidos que evita que las lágrimas se evaporen demasiado rápido y ayuda a que las lágrimas permanezcan en el ojo.
  • Una capa media (acuosa) que nutre la córnea y la conjuntiva, la membrana mucosa que cubre el frente del ojo y el interior de los párpados
  • Una capa inferior (mucina) que ayuda a extender la capa acuosa a través del ojo para garantizar que el ojo permanezca húmedo.

PRINCIPALES ENFERMEDADES CORNEALES

Después de lesiones menores o arañazos, la córnea por lo general cura por sí sola. Las lesiones más profundas pueden causar cicatrices en la córnea, lo que resulta en una niebla en la córnea que daña la visión. Si tiene una lesión profunda o una enfermedad o trastorno de la córnea, puede experimentar:

  • Dolor en el ojo
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión reducida o visión borrosa
  • Enrojecimiento o inflamación en el ojo
  • Dolor de cabeza, náuseas, fatiga

Si experimenta alguno de estos síntomas, busque ayuda de oftalmógo.

Alergias

Las alergias más comunes que afectan el ojo son las relacionadas con el polen, especialmente cuando el clima es cálido y seco. Los síntomas en el ojo incluyen enrojecimiento, picazón, lagrimeo, ardor, escozor y secreción acuosa, aunque generalmente no son lo suficientemente graves como para requerir atención médica. La lluvia y el clima más fresco, que disminuye la cantidad de polen en el aire, también pueden proporcionar alivio. Para obtener más información, consulte el blog sobre ojo rojo (conjuntivitis).

Queratitis

La queratitis es una inflamación de la córnea. La queratitis no infecciosa puede ser causada por una lesión leve o por el uso prolongado de lentes de contacto. La infección es la causa más común de queratitis. La queratitis infecciosa puede ser causada por bacterias, virus, hongos o parásitos. A menudo, estas infecciones también están relacionadas con el uso de lentes de contacto, especialmente la limpieza inadecuada de lentes de contacto o el uso excesivo de lentes de contacto. 

Las infecciones corneales menores generalmente se tratan con gotas antibacterianas para los ojos. Si el problema es grave, puede requerir un tratamiento antibiótico o antifúngico más intensivo para eliminar la infección, así como gotas de esteroides para reducir la inflamación. Nunca se automedique, esto puede dañar permanentemente su visión. 

Ojo seco

El ojo seco es una condición en la que el ojo produce menos lágrimas o lágrimas de menor calidad y no puede mantener su superficie lubricada.

El síntoma principal del ojo seco suele ser una sensación de cuerpo extraño o arenilla dentro del ojo. Otros síntomas incluyen escozor o ardor en el ojo, episodios de lagrimeo excesivo que siguen a períodos de sequedad, secreción del ojo y dolor y enrojecimiento en el ojo.

A veces, las personas con ojo seco también sienten que sus párpados pesan mucho o su visión es borrosa.